sábado, agosto 22, 2009

Wikipedia: brillo que aparece en el cielo nocturno

"Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere."
Elbert Hubbard

Yo no sé si la desintoxicación de ideas me vuelve escritora por que plasmo letras o si es mi lector (si es que existiese) quien me convierte en esencia. Sin embargo, si encontrases este abstracto boceto de mi loco pensamiento recibe el modesto homenaje.


*****
Así es la vida: de colores, con puntitos, sin orden establecido y esperando que la conquistemos.
Un día despiertas en jueves (no sé porque no lunes de verano o martes por la noche) y estas frente a frente con el destino.
Rara vez la vida te cuenta secretos al oído, como si fuesen cómplices; como cuando teníamos cinco años y bajo la cama guardabas la puerta a un mundo de fantasía.
O será que la hemos olvidado, y solo a veces de vez en cuando, casi en sueños, la encontramos.
Recorrer el mundo requiere de agallas, locura, inocencia… que se yo, hay que ser irreverente y revolucionaria.
Así un día de jueves, no antes, ni muy tarde, en el momento justo compartimos el viaje, y en mi forma amorfa te dibujo un gracias.
Gracias!

sábado, agosto 15, 2009

Fragilidad humana

Y si a causa de la humana fragilidad no te dijera….si de pronto callase las ideas. Si el corazón que grita se sometiera a un yugo, ¿será bondad? Si tu extraña forma fuese acaso mi plegaria, entonces cada lágrima derramada hubiese desvanecido su paso en vano. Es insoportable morir callada mientras el alma, el pensamiento, cada idea y sentimiento quisiera desbordarse. Es retórico, juego irónico, abstracción, substracción de lo real que en esta recta a un paso de la meta hayas soltado las riendas.

Seguimos aquí fingiendo, aparentando. Jugamos a sonreír por no correr el maquillaje. Somos actrices de rizadas pestañas que leemos el guión asignado. ¿Cuándo será que el escritor me dedique unas líneas? No quiero, no puedo, ¿debo? Y me pregunto si, ¿Cuándo el halo de luz me bañe en espera de mi debut, yaceré ahí cual muñeca de hilos que sigue cada línea de aquella obra, hasta que el público aplaude conmovido y vuelve a casa, donde olvida que alguna vez sucedió y mientras tanto regreso segura de mi éxito en pantalla y mi traición interior?

Armada de bríos, decidida a todo llegue mientras desvanecías. ¿Quieres oírme? Tal vez te lo pregunte. ¿Quieres saber lo que no digo cuando disimuladamente bajo la vista y sonrío mientras te digo que ya no importa y todo está bien? ¿Será que verdaderamente ya no importa?

Al final me pregunto, ¿qué se supone que hace una mujer con la inexplicable, insoportable y desquiciante fragilidad humana?

martes, agosto 04, 2009

Lista para volar

Tengo ganas de volar muy lejos a donde me lleve el viento. Quiero oler jazmines, comer cosas distintas, hablar otro idioma, contemplar el mundo, romper las reglas, cambiar de estrellas. Quiero enredarme en temas desconocidos hasta hacerlos míos, contribuir al mundo, comprometerme con alguna causa. Quiero rebelarme contra todo aquello que hago por costumbre, casi instintivo, no quiero seguir cánones, ni vivir de apariencias. No quiero que encontrar en mi lengua ofensas, ni agravios, quisiera ser invidente a aquello que me hiere, pero al no serlo pido la fuerza de la aceptación y comprensión. Deseo correr como cuando niña hasta alcanzar mis sueños. Todo esto da miedo, debo renunciar a mi para encontrarme. Y, es verdad que asusta, pero no es un miedo que paraliza, por el contrario me ha llenado de fuerza el saber que renuncio a una gran vida para buscar una mejor. Llevo la maleta llena de “sí puedos” por si hicieran falta cuando la noche caiga. Sé que habrá días buenos y otros menos fáciles, pero Dios me acompaña en el camino, me espera del otro lado y está listo para alentarme. ¿Cómo lo sé? Él me lo ha dicho. Antes me han preguntado cómo le conozco, bueno no vas por ahí explicando como sabes de tu hermana, tus padres o tus amigos, solo les ves, les saludas, hablas con ellos, de igual forma con Dios.
Espero equivocarme muchas veces y cada vez enmendar los errores y aprender de ellos. Igual espero, acertar las suficientes para no desfallecer en el intento. Deseo comerme al mundo para aprender de él y superar mis límites. Extenderé mis alas con el terror a lo desconocido y con la seguridad de que no tengo otro camino. Soy la escritora de un país desconocido y la niña que le busca. Estoy lista para encontrarme, para prender mis estrellas. Y si me fuese permitida solo una cosa, pediría llevarles conmigo.