miércoles, noviembre 17, 2010

Armando el rompecabezas

Cada vez que actúas en contra de lo que piensas, que dices lo que no quieres, que dejas de hacer lo que tu pensabas correcto, que cambias tus ideales, valores, sueños y metas por los de alguien más, matas un pedazo de la gran persona que estabas destinada a ser para convertirte en una copia de alguien más. Jamás llegaremos a ser una mejor versión que la versión original, y no conoceremos cual es el siguiente paso, por que los humanos somos seres complejos que cambiamos constantemente y sin previo aviso. Así que estaremos destinados a correr detrás de alguien más.

No hay una forma mejor o peor de personalidad. Fuimos creados perfectos. No se supone que seamos iguales, de hecho todos pretendemos ser originales, pero a la vez nos da miedo ser diferentes. El mundo juzga muy fuerte todo aquello que se sale de los límites, que no sigue la corriente, que trata de independizarse. Como colectivo nos obligamos los unos a los otros a pertenecer, porque vemos como amenaza todo aquello que no es parte del mismo núcleo. Sin embargo, si alguien tiene el suficiente valor para seguir su propio camino a pesar de no ser el del mundo y subsiste lo suficiente para tener éxito, lo volvemos héroe, impone tendencias, y ahora le seguimos como colectivo.

Existe un mensaje dentro de nosotros que es nuestra razón de ser, existe de mucho antes que la humanidad. Ese mensaje que nos esforzamos tanto por callar para no distanciarnos del resto. Que ironías, por que esperamos ser felices si encajamos, pero jamás lo haremos. Somos piezas forzadas a entrar en un espacio que no corresponde sin darnos cuenta que hay un espacio en algún lugar donde encajamos perfectamente por ser como somos. Como se supone que armemos el rompecabezas que es el mundo si cada ficha se esmera por ser otra.

Tenemos tanto miedo porque estamos actuando en la obra de alguien más. Aceptamos papeles secundarios, hasta toleramos hacer todo el trabajo y que otro más sea el protagonista, como si ignoráramos que tenemos nuestra propia obra, donde todo se adapta a nuestra medida. Existe un lugar donde la forma de encajar es ser uno mismo, hacer lo que disfrutamos y no hay que intentarlo tanto. Pero tenemos miedo a ser felices, a decirle al mundo esta soy yo haciendo mi mejor esfuerzo, disfrutando mi vida.

La felicidad es para los valientes, los que están cansados de intentar tan fuerte, los que están cansados de matarse cada día, de negarse, de ser copias, para todos los que dijimos yo valgo la pena. Sí, soy importante, tu también lo eres, pero no quiero ser tú, ni que tú seas yo, quiero que ambos seamos lo que tenemos que ser, armemos juntos el rompecabezas.

2 comentarios:

zoe dijo...

Me encantó amiga!
Aunque fijate que del libro que te comenté que estaba leyendo, si esta bien ser uno mismo pero también el mundo se esta sobrepoblando de gente egoísta.
Creo que es tiempo de una revolución en la que el ser humano rompe de su propia burbuja y se da cuenta de la realidad. Hay que hacer algo con respecto al egoísmo humano. Hay que pensar más allá... en los animales y plantas.
Nuestro propio mundo es un rompecabezas que si no lo cuidamos lo vamos a destruir con contaminación ambiental y mental.
El problema es que el humano es la pieza del rompecabezas que está creando el caos.

Anónimo dijo...

Learn to trade Forex. I'm trading currency forex with a metatrder demo http://2pipfixed.com using autotrader EA and scalping. I do this from my home as a part time job. They are a very honest broker and the best forex brokers.