jueves, abril 28, 2011

Callate!

Hay una señora loca que no para de hablar. Veo como se mueven sus labios y la pobre lengua casi seca escasamente tiene ocasión de pasar por un poco de calma. Las manos van de un lado a otro explicando no sé qué cosa, pero todo el cuerpo pareciera armonizar y comentar lo mismo. El reloj como de costumbre pasando las horas y esta señora que no para. Me ha dado dolor de cabeza, cuando se irá a callar. Hace preguntas, dicta opiniones, se enreda, crea postulados que ella sola contrapone. No da respuestas, ni una sola y ¡como pregunta! ¿Cuándo ira a callarse?

Mis ojos van de izquierda derecha como si buscasen la voz. Mis manos directo a los oídos que no soportan más, como si aquel leve gesto fuese a terminar con lo que no se desea. Ahora pasan carros y la gente hablando, los pájaros vuelven a los árboles con semejante ruido y yo que no paro de escuchar a esta señora. Pretende volverme loca. Alguien me llama. Pero no puedo contestar, su voz me distrae e intento hacer como si le ignorara, pero ella habla más fuerte. Se ha metido a la conversación con otras personas. No tiene respeto de nada. Así es mi mente cuando se sobresatura.

No hay comentarios.: