domingo, mayo 26, 2013

lo que tenia que decir

Contigo me siento en riesgo todo el tiempo. Corro el peligro de enamorarme y eso, como ya sabrás da mucho miedo. Si no te quisiera todo sería tan fácil, seguro te enamorarías de mí y yo estaría segura. No me aterraría perderte. Pero contigo nada es fácil.
Eres tan reservado que me canse de intentar adivinarte. Deje de interesarme. Pero se te ocurrió contarme de tu vida y tuve más miedo. Cada cosa que decías te volvías más interesante.
No te dije antes, cuando preguntaste ¿Por qué desaparecí la primera vez? Porque me canse de esperarte. Porque me dolió querer a destiempo. Sí, así sucede con nosotros, vivimos a destiempo. Y me pregunto si algún día sincronizaremos los latidos.
Miedo, es una palabra fuerte y absolutamente contraria al amor. Así que si el miedo está presente no hay espacio para el amor. Podría correr un gran riesgo y renunciar al miedo, pero el miedo no está de sobra, sirve para protegernos. Aunque, si no quieres que te pase nada, exactamente nada va a pasarte. Y eso, no esta tan padre.

Entonces estoy dejando el miedo en el suelo, como el ladrón que se ve acosado por todos lados y deje la pistola temblando. ¿Qué suerte correrá?